Sánchez, ante las críticas de “Botín”a los impuestos: “Si protestan es que vamos en buena dirección"

"He escuchado a la señora Botín, al señor Galán... si protestan es que vamos en la buena dirección", ha defendido Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha cargado contra los dirigentes de entidades financieras y empresas energéticas por sus críticas a los nuevos impuestos planteados por el Gobierno para hacer frente a las consecuencias del impacto de la guerra en Ucrania y la escalada inflacionista. “He escuchado a la señora Botín, al señor Galán… si protestan es que vamos en la buena dirección”, ha defendido Sánchez desde el Complejo de la Moncloa durante la presentación este viernes del informe de rendición de cuentas del Gobierno de España, que lleva el título de ‘Cumpliendo’. El impuesto a las energéticas Además, Sánchez ha señalado que estos empresarios son “los mismos” que protestaron y dijeron que subiendo el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y con la reforma laboral “se iba a caer España y a expulsar muchos trabajadores del mercado laboral”. “Ha sucedido lo contrario”, ha recalcado el presidente.

El presidente del Gobierno ha insistido este viernes en que las grandes empresas energéticas y las entidades financieras “deben ayudar al país a salir de esta situación, al igual que España ayudó a los bancos a salir de la crisis financiera”. “Arrimar el hombro no es un eslogan, es una obligación”, ha recalcado. Por ello, las dos formaciones que conforman el Gobierno —PSOE y Unidas Podemos— presentaron ayer en el Congreso una proposición de ley en la que se plantea gravar temporalmente con un tipo del 4,8% los intereses y las comisiones netas de las entidades financieras con ingresos superiores a los 800 millones de euros, y con un tipo del 1,2% las ventas totales de las energéticas que facturen más de 1.000 millones de euros al año, así como una sanción para aquellas compañías que trasladen el impuesto a los usuarios. Los beneficios caídos del cielo Gran parte de las grandes compañías energéticas y entidades financieras ya han manifestado su rechazo a los nuevos impuestos. Precisamente el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha defendido que las eléctricas “no tienen beneficios extraordinarios”, tal y como acusa al sector el Gobierno.


4 visualizaciones0 comentarios