Casi 42 €/MWh han de compensar los consumidores todos los días a las eléctricas por el tope al gas

Sin el mecanismo de ajuste, el precio medio del pool durante el próximo año lo estiman en 213 €/MWh



Los consumidores españoles pagarán alrededor de 5.500 millones de euros para compensar a las eléctricas el límite al precio del gas natural dentro del mercado mayorista, que fue aprobado este miércoles por la Comisión Europea tras más de dos meses de negociaciones.

Es decir, los contratos indexados al mercado mayorista o ‘pool’ (como aquellos que tienen contratada la tarifa regulada o PVPC) pagarán aproximadamente un 87,4% de la compensación a las plantas que produzcan electricidad con gas o carbón a través de un recargo en sus facturas, mientras que las llamadas rentas de congestión completarán el 12,6% restante (uno 800 millones de euros).


Así se desprende de la propia Decisión del Ejecutivo comunitario en la que dio el visto bueno al mecanismo de Madrid y Lisboa para abaratar la factura de la luz, que calcula una compensación total en España de 6.300 millones (2.100 millones en Portugal).


Aunque se trata de estimaciones, la tabla que acompaña dicha decisión, aportada por las autoridades españolas y portuguesas, prevé un precio de la electricidad en el mercado mayorista durante los doce meses de duración del mecanismo de 213 euros por megavatio hora (MWh) si no se aplicase este esquema.


Las cuentas del ajuste

Con un tope medio de 48,75 euros MWh, el precio del ‘pool’ se situaría en 126 euros MWh sin incluir la compensación a las plantas y en 174,4 euros MWh teniendo en cuenta esta “contribución” de ajuste, como lo denomina Bruselas en el documento.


Por tanto, la diferencia que habrá que cubrir como promedio durante los doce meses de vigencia de este mecanismo es de 47,86 euros MWh. La tabla detalla que 6,02 euros provendrán de las rentas de congestión (un 12,6% de dicho coste) y, por tanto, el resto correrá a cargo de los consumidores (un 87,4% o 41,84 euros).


Trasladando estos porcentajes al importe total de la ayuda calculado por las autoridades españolas esto supone que los consumidores asumirán la mayor parte de la compensación (5.500 millones) y los ingresos derivados del comercio de electricidad entre España y Francia (las rentas de congestión) cubrirán los 800 millones restantes.


En cualquier caso, la Comisión Europea enfatiza en el documento que “España y Portugal mantienen que, a pesar de la contribución impuesta y cargada sobre los participantes del mercado mayorista, el precio final de la electricidad para los consumidores afectados por la medida será comparativamente menor que el precio previo a su aplicación”.


En particular, el Gobierno de España cree que los hogares se beneficiarán de una reducción de aproximadamente el 15% en sus facturas eléctricas, mientras que la disminución para los consumidores industriales será de entre el 18% y el 20%.

29 visualizaciones0 comentarios