¿Cómo afecta al precio de la electricidad el "Tope del gas"?


La denominada “excepción ibérica” es un mecanismo introducido por real decreto para ajustar el precio del gas en el mercado mayorista. Dicho de otro modo, se trata de un sistema para reducir los costes de producción de electricidad en instalaciones de ciclo combinado, cogeneración y carbón.

El objetivo de realizar este ajuste es evitar la subida de precio de la electricidad en el pool eléctrico y, desde su puesta en marcha el pasado 15 de junio, ya se empiezan a ver resultados positivos.

Funcionamiento del tope del gas

La “excepción ibérica” se alargará durante un año y limitará el precio del gas para la generación de electricidad a una media de 48,8 euros por MWh durante este período. La medida empieza limitando este precio a 40 €/MWh durante los primeros seis meses y, después de eso, cada mes se incrementará el tope en 5 euros hasta junio de 2023.

Eso significa que este próximo invierno, cuando los precios de la electricidad suben más tradicionalmente, estará cubierto por esta medida y eso se notará en las facturas de la electricidad.

Si bien cuando se puso en marcha la medida de ajuste no se registró un gran ahorro debido a una ola de calor y a la poca generación eólica que se dio esos días, ahora sí empiezan a notarse sus efectos.

El pasado lunes 27 de junio, el precio para la tarifa PVPC era de 188,48 €/MWh, incluidos los 45,51€ de compensación. Sin el mecanismo de la excepción ibérica para topar el precio del gas para producir electricidad, el precio habría sido de 280 €/MWh, es decir 92 €/MWh más o, lo que es lo mismo, alrededor del 30% de la factura de luz para los clientes de la tarifa regulada.

Si lo comparamos con otros países de la Unión Europea, vemos cómo la medida es realmente efectiva para el consumidor final. En Francia el precio del lunes 27 de junio fue de 334,25 €/MWh, en Alemania de 316,65 €/MWh y el Italia 347,42 €/MWh. Si no fuera por el tope del gas, en España tendríamos estos precios, que son alrededor de un 40% más que los de las primeras economías europeas.

¿Cuándo da resultados el tope del gas? En gran medida, el mecanismo de topar el precio del gas para la generación de electricidad funciona muy bien cuando la meteorología acompaña para que haya una alta producción de las energías eólica y fotovoltaica. De este modo, no es necesario contar en exceso con la energía proviniente de ciclos combinados, que utilizan gas para su producción. Ahora, la ola de calor ha aflojado y así la demanda eléctrica ha disminuido. A la vez, se ha reducido la calima, que hace disminuir la producción fotovoltaica, y han incrementado los vientos, con lo cual la producción de energías renovables ha subido. Con todo esto a favor, la medida del tope del gas ha empezado a dar sus frutos. Tanto es así que otros países de la unión están empezando a estudiar medidas similares. Y es que los precios del pool eléctrico repercuten directamente en el precio de la luz de aquellos usuarios que se encuentren en la tarifa regulada (PVPC), que son en España casi 11 millones de usuarios. Pero, además, este precio sirve de referencia para los otros 17 millones que tienen su suministro en el mercado libre. Por eso una medida como esta está resultando tan importante en la situación actual. El decreto ley propone ampliar las medidas para luchar contra los efectos económicos de la guerra en Ucrania, e incluye una rebaja del IVA de la luz del 10% al 5%, que ya ha sido aprobada por el Gobierno.


Fuente: Novaluz.es

7 visualizaciones0 comentarios